Colaboraciones, Historias de Sommelier, para Saborear

El tamaño sí importa

07/02/2018
Javier Campo Sommelier Soplos Viajeros

Historias de sommelier » Cosas de vino.

por Javier Campo · Villa Retiro Group · Hostelería y Restauración.

Y no seamos malpensados. Estoy refiriéndome a las botellas de vino. En estas líneas vamos a ver ciertas curiosidades en lo que respecta al tamaño… de la botella.

Saludos viajeros. Si bien es cierto, que algunas botellas tengan nombre de rey hebreo, no se sabe bien porqué. Lo cierto es que dependiendo de la región puede cambiar como veremos después. Pero, lo primero es lo primero. Empecemos por la botella estándar. Es de 75 cl. y no de un litro. ¿Y esto porque es? Pues hay varias teorías

Javier Campo Sommelier Soplos Viajeros

La primera de ellas cuenta que es la capacidad pulmonar de aquel que la sopló por primera vez… eso se dice. No sé si es muy creíble pero ahí está.

Otra dice que es la cantidad adecuada “que debía beberse un hombre” en la comida que equivale a unas 6 copas de 125 cl. Vamos que acaba la comida contentito.

Personalmente me quedo con la tercera opción. Parece que todo empieza en Inglaterra con una medida denominada galón. El alcohol se dispensaba por quintos de galón lo cual equivale a unos 75 cl. aproximadamente. En época colonial, los comerciantes ingleses y franceses acordaron el tamaño de los recipientes de vino y alcohol en 50 galones, lo que equivale a 225 litros. Si nos fijamos, es el tamaño de las barricas estándares que sigue habiendo en bodegas de todo el mundo. Los franceses exportarían un barril de 225 litros, que representaba unos 50 galones imperiales. Esto representaba un total de 25 cajas de una docena de botellas de 75 cl cada una. Esto se convirtió en lo habitual pero no fue hasta 1975 cuando una normativa europea lo convirtió en oficial a lo cual se sumó pocos años más tarde Estados Unidos y… bienvenidos a la globalización.

Ahora bien ¿Por qué se hicieron de mayor o menor tamaño? En el caso de la primera medida más grande, el Magnum, se observó que el vino evolucionaba mucho mejor y así la cosa fue creciendo. En el caso de las pequeñas fue por motivos puramente comerciales, siendo el champagne el primero es apostar por la Split también conocida como Benjamín, el hijo menor de Jacob.

Javier Campo Sommelier Soplos Viajeros

Los tamaños de las botellas de vino son los siguientes:
  • Cuarto de botella (Split, Piccolo o Benjamín) … desde 0,187 L. hasta 0,2 L.
  • Mitad de botella … 0,375 L.
  • Pinta … 0,50 L.
  • Clavelin … 0,62 L.
  • Botella Standard … 0,75 L.
  • Magnum … 1,5 L.
  • Jeroboam o doble magnum … 3 L.
  • Rehoboam … 4,5 L.
  • Methuselah, Matusalen o Imperial … 6 L. (existen variantes de 5 L.)
  • Salmanazar … 9 L.
  • Balthazar o Baltasar … 12 L.
  • Nebuchadnezzar o Nabuconodosor … 15 L.
  • Melchior o Melchor (también denominado Solomon) … 18 L.
  • Sovereign … 25 L.
  • Primat … 27 L.
  • Melchizedek … 30 L.

A partir de ahí, han habido ampliaciones pero que son menos frecuentes tales como la Máximus de 129 l, la Chusinki de 150 l y la Trolazoheru de 300 l. Pero claro, todos la quieren tener más grande que el otro. Por eso en Austria, bodegas Kracher hicieron una de 480 l.

Javier Campo sommelier Soplos Viajeros

Pero el que la tiene más grande es… (redoble de tambores) CHINA. Si tenemos la muralla más grande del mundo, pues la botella de vino, también. Y han hecho este animal de 1850 litros. Se llama Wang Chen. Y encima dicen que es un vino de excelente calidad. A ver quién es el guapo que se atreve a comprarla. Aunque ese creo que ese no sería el problema ¿Cómo tiene que ser la caja de esta botella? Y… ¿Qué pasa si sale corcho?

En fin, 600 palabras para llegar a la conclusión de que un chino la tiene más grande que nosotros.

Javier Campo (Sommelier)
para Soplos Viajeros

You Might Also Like